La vida es una maratón

BY Fabletics Masters


Sobre el kilómetro 30 de un maratón se encuentra su parte más dura, tanto es así que se la conoce como “el muro”. Tu cuerpo está vacío y tu mente lleva mucho tiempo aguantando el sufrimiento. Es, en ese momento, cuando más cerca estás de rendirte.

Lo curioso es que ya has recorrido más de dos tercios de carrera y si aguantas un poquito, en cuanto se acerque el kilómetro 37-40, las piernas y la maente irán solas hasta la meta.

Este “muro” existe en muchas otras actividades y momentos de nuestra vida cotidiana.

–Igual que en la maratón– si no pierdes la cabeza, si no te rindes, los resultados llegan.

Una meta es sólo una manera impresionante de forzar el crecimiento en ti mismo.

¿Vas a tirar la toalla?

Elena Congost: en la maratón de Munich donde quedo 9ª de la general.

IMG_0109

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *